Tutorial | Midi a PDF (partitura) usando Linux


Ya sabéis que estoy estudiando música (piano y violín) y cada vez más, tengo que pasar partituras al ordenador, hacer variaciones, corregir algunas cosas, hacer arreglos (por ejemplo, de clave de do a sol), etc. No se porqué, pero ayer me dio por tocar varias canciones de Silent Hill con el piano, en concreto Theme of Laura (Reprise) y Promise (Reprise), ambas de Silent Hill 2. Sí, lo se, soy un fan de Akira Yamaoka 😀

El problema surgió cuando no encontraba estas partituras por Internet, cuando normalmente una búsqueda en google era suficiente. Así que se me ocurrió que quizás podría crear la partitura a partir de un archivo MIDI. Investigué un poco y como no encontré nada empecé a probar aplicaciones que tenía instaladas. Aquí os dejo el resultado.

Lo primero fue encontrar los MIDIs. Eso fue tarea sencilla. A la primera con google los encontré. Para que podáis realizar este tutorial he subido el MIDI de la primera canción (Theme of Laura) a Dropbox y lo podéis descargar aquí.

A continuación instalamos los programas necesarios. Utilicé Rosegarden para editar el midi y Lilypond para generar el PDF con la partitura. También podéis utilizar MuseScore aunque el resultado que obtuve con Lilypond fue mejor. De todas formas podéis probar. La ventaja de utilizar MuseScore es que es más fácil editar la partitura antes de crear el PDF. Incluso podéis utilizar las tres herramientas para obtener el resultado que más os agrade, eso os lo dejo a vuestra elección. Por si acaso aquí os dejo cómo instalar los tres programas, tanto en Fedora como en Arch Linux.

Instalación en Fedora

Podemos hacerlo desde la interfaz gráfica (todos los paquetes están en los repos oficiales) o desde una terminal con este comando:


su -c 'yum install mscore lilypond rosegarden4'

Instalación en Arch Linux

Utilizamos Yaourt porque en el caso de Musescore tendremos que descargarlo de AUR.


yaourt -S musescore rosegarden lilypond

Editando el MIDI

En este paso todo depende de vuestras ganas, tiempo y conocimientos musicales. Podéis modificar prácticamente todo, desde algunas notas, ampliar acordes, añadir digitaciones, etc. O simplemente añadirle un título a la partitura. Como os decía antes, lo más fácil es utilizar en este caso MusesCore así que abrimos el MIDI y tendría que quedar algo así:

Editando MIDI con MuseScore

Si por el contrario decidís utilizar Rosegarden, abrís el MIDI con este programa. A diferencia que con MusesCore (más centrado en la elaboración de partituras) aquí os encontraréis los distintos canales de audio (instrumentos) y no la partitura en sí. Para acceder al editor de la partitura seleccionamos una pista y hacemos doble clic o pulsamos N. Se nos abrirá el editor y ya podremos editar a nuestro gusto.

Editando MIDI con Rosegarden

Exportando a PDF

En MusesCore es tan sencillo cómo ir a File – Save As y seleccionar Archivo PDF.

Guardando en PDF

En Rosegarden el encargado de generar la partitura será Lylipond que está bastante bien integrado en el programa. Para hacer esto dejamos las pistas que queremos pasar a PDF y silenciamos las que no queremos (por ejemplo, la melodía del violín). Luego le damos a Archivo – Vista Preliminar. Se nos abrirá un cuadro parecido a este (bueno, más bien idéntico)

Creando PDF con Rosegarden

¿Qué tenemos que editar aquí? Pues depende, si no cambias nada una partitura vas a tener pero quizás no quede como te gustaría. Lo más importante es el primer parámetro. Si seguisteis las indicaciones de antes (silenciando las pistas que no querías que apareciesen en el PDF) la opción que hay que seleccionar es: Pistas no silenciadas. El resto de opciones las leéis con calma y si no usáis algo que nunca falla, el método ensayo-error. Que las notas se ven muy grandes, pues escogéis un tamaño de pentagrama más pequeño.

En la pestaña Cabeceras podéis editar el título, subtítulo, compositor, obra, movimiento, año, etc. de la partitura.

Cuando ya tengáis todo editado le dáis a Acpetar y se os abrirá el programa que usáis normalmente para visualizar los PDF. Si el resultado es el idóneo ya podéis hacer una copia. En KDE (usando Okular) sería en Archivo – Guardar una copia.

Y ya está. De esta forma ya hemos creado una partitura a partir de un archivo MIDI. Espero que os sea práctico. Este post os lo dedico a todos los músicos linuxeros. 🙂

+ Rosegarden

+ MuseScore

+ LilyPond



Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies