Friedman BE-OD | feedmyhit


Hoy os vamos a presentar el nuevo pedal Friedman BE-OD, pedal de overdrive basado en el legendario amplificador BE-100 de la compañía americana Friedman.  Para muchos se trata de uno de los amplificadores con más solera de los últimos años, siendo una referencia del timbre rock y del hardrock, lo que  muchos guitarristas llamamos: sonido británico (con esteroides).

FA_BE-OD Pedal L2_1600 X 1200

El amplificador BE-100 ha sido usado fundamentalmente por guitarristas del territorio rockero estadounidense (Alice in Chains, Bon Jovi, Foo Fighters, Steve Stevens, etc.) y por su elevado precio, ha sido poco accesible al gran público. El Friedman BE-100 se ha convertido en una referencia tímbrica que ahora se pone al alcance de los mortales en formato pedal con esta sorprendente fierecilla  llamada Friedman BE-OD.

Si bien no es lo mismo que un amplificador, se le parece bastante y este es precisamente lo mas importante de este fantástico pedal, su honestidad, el objetivo que se persigue esta conseguido, la sorpresa que nos hemos llevado en Feed My Hit ha sido muy grata; ¡espectacular!.

EL BE-OD es un pedal diseñado para lograr un auténtico sonido de amplificador a válvulas británico, con el objetivo de estimular a un amplificador en modo clean y llevarlo al territorio de timbre, dinámica y compresión de un amplificador de 100W con EL34, e insistimos en que lo logra.

En Feed My Hit lo hemos probado con tres buenos representantes del espectro tímbrico que cualquier guitarrista puede tener, es decir, amplificadores de serie, de calidad y  con comportamientos  y caracteres muy diferentes entre sí. Estos fueron Fender Supersonic, Vox AC30 y Mesas Boogie Lonestar. Además para la prueba, añadimos un buen amplificador de transistores. Los resultados fueron sorprendentes, en algunos tuvimos que invertir mas tiempo en el ajuste del pedal  y como es lógico, en cada amplificador tuvimos que modificar los parámetros en función del carácter que daba cada amplificador, en todos se consiguió un acercamiento bastante real a “ese sonido britanico” y además sin grandes esfuerzos.

FA_BE-OD Pedal R1_1600 X 1200

Friedman BE-OD ofrece un amplio ajuste comparado con las prestaciones habituales de un pedal de overdrive. Los potenciómetros que se ven frontalmente de arriba abajo y de izquierda a derecha son: Bass, Treble, Pres, Vol, Gain y Tight. En primer lugar y lo que más nos ha llamado la atención, es el control de gain. ¡Este pedal tiene Gain para dar la vuelta al mundo!. En las pruebas realizadas con singles coils solo hemos pasado el gain un poquito de la mitad del potenciómetro. No sabemos en que estaría pensando David Friedman, pero en el interior del pedal, tras abrir la tapa, nos encontramos con un ajuste de detalle de gain que puede ser manipulado con un destornillador pudiendo aumentar aun mas el rango de gain. De manera predeterminada el control interno del gain viene ajustado ¡a la mitad!, así que imaginaros si el ajuste interno y el potenciómetro externo los ponéis al máximo…, en comentarios podéis dejar el feedback de la experiencia.

Continuamos con los potenciómetros, Treble y bass, siempre fundamentales para reajustar la ecualización del amplificador y la guitarra. El potenciómetro de volumen ofrece bastante amplitud y por ultimo nos quedarían dos interesantes ajustes: Pres y Tight. Con el potenciómetro de Pres, ajustaremos la presencia o lo que es lo mismo, un ajuste en detalle únicamente de las frecuencias altas. Por el contrario con el potenciómetro de Tight, ajustaremos las frecuencias bajas, ofreciéndonos una presencia mayor o menor de bajos, a medida que se sube el potenciometro la sensación es de mayor apertura. Con estos dos ajustes de Pres y Tight se detallan y esculpen muy bien los sonidos finales, digamos que se trata de una ecualización más precisa, y en combinación con el rango de gain, la gama de colores que se puede generar con el Friedman BE-OD es muy diversa; desde sonido blues, crunch para rítmicas y sonidos lead abiertos y cristalinos, o apretados y oscuros.

La versatilidad de sus parámetros permite que este pedal sea compatible con la mayoría de los amplificadores, y como os hemos comentado antes, la prueba de laboratorio de Feed My Hit no ha dejado ninguna duda de este hecho.

El pedal  ofrece una variedad de sonidos enmarcada en los overdrives vitaminados, no es un booster sucio ni un soft overdrive. Lo primero que queremos decir es que hay que olvidarse del universo Tubescreamer, este pedal no está en el espectro de los pedales mediosos “al estilo de” o “basado en” Tubescreamer. El tratamiento de los medios en este pedal es muy particular, no están excesivamente pronunciados y su carácter medioso es bastante genuino, pero esto es lógico, es aquí donde radica su voz, y aquí uno se decide si le gusta o no. Esto puede suponer un plus o una contrariedad, y por eso lo mejor es probar antes este pedal.

Es un pedal que suena de maravilla, es muy orgánico, con amplísimo rango de gain y muy dinámico, pero su carácter poco medioso, digamos que  no muy pronunciado, puede desesperar, o mejor dicho desconcertar a algún guitarrista al arrancarse en un solo pensando que va a cortar en la mezcla. La mayoría de los guitarristas de rock están acostumbrados a la voz del universo tubescreamer, independientemente del nivel de gain,  y este Friedman BE-OD se distancia de esta frecuencia haciéndolo más personal, haciéndolo  único. Y está claro que esta es la intención de Friedman, ya que a pesar de sus generosos controles, no lleva un control de medios que pueda alterar esa voz, así que poco podemos hacer.

Estamos ante uno de los mejores overdrives del mercado y el tiempo dirá si de toda esta historia de innumerables cacharros y gadgets de saturación para guitarristas que todas las compañías ofrecen anualmente. Se puede decir que Sí es un pedal “amp in a box”, que reacciona y se siente como un amplificador real y que no es marketing de mareos difusos, Friedman ofrece lo que dice.

Se trata de un pedal con True bypass y como viene siendo habitual en muchos de los recientes overdrives,  se puede alimentar en 9V (no admite pila) y 18V, pudiendo aumentar el headroom con esta última opción. Si eres fan del sonido del mítico BE-100, bien porque has tenido la suerte de haberlo tocado o bien porque lo has escuchado y quieres acercarte a él a través de otro amplificador, este es tu pedal sin lugar a dudas. Aquí en Feed my Hit nos ha gustado mucho desde el primer momento y la criaturita ¡nos la quedamos!



Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies